Que la salud y la fuerza te acompañen
logo

Noticias

Nuestros eventos

Excursión al Pico del Caballo (Sierra Nevada)


Agosto, mes de romerías en Sierra Nevada. Carmen, Manolo, Jorge y el que escribe este post, quedamos bien temprano, a las 5:45 a.m para subir, una vez más a Sierra Nevada, el único lugar donde se puede caminar con las altas temperaturas de esta época.

Llegamos a la Hoya de la Mora a eso de las 6:20 y comenzamos a caminar a las 6:30, nuestro objetivo de hoy, El Pico del Caballo, que con sus 3011 metros de altitud es el último de los tresmiles situados al sur de Sierra Nevada. Como mencioné al comienzo del post, el mes de agosto se caracteriza por ser uno de los meses con más afluencia de feligreses de distintos municipios colindantes, que celebran sus romerías y liturgias en la Virgen de Las Nieves, y para nuestra sorpresa, cuando pasamos por aquí (a los pocos minutos de comenzar) nos encontramos con alrededor de un centenar de personas aguardando el amanecer frente a la Virgen.

Pues bien. Continuamos nuestra ruta dirección, primero a la Laguna de las Yeguas y los Lagunillos de la Virgen, y después comenzar el ascenso al Refugio de Elorrieta (3.187 m). En este punto, ya comienza a calentar el sol naciente, y realizamos la primera de las paradas técnicas que haremos durante la ruta, para hidratarnos, comer algo y echarnos crema solar.

Una vez repuestos, continuamos hacia el Tozal del Cartujo (3.151 m), y después de las fotos de rigor, seguimos por esta cuerda hasta los Tajos Altos (3.004 m), Tajos Altos Central (3.111 m) y Tajos Altos Oriental (3.112 m), en cada uno de los cuales, como no podía ser de otra manera, nos volvemos a tirar las fotos de rigor.

Cada vez se ve más cerca nuestro destino, el cual coronamos pasadas las diez y media de la mañana (a un ritmo de vértigo). En el Pico del Caballo (3.011 m), realizamos la segunda parada técnica para deleitarnos con el paisaje, que aunque con mucha nieblina no nos permitió ver la costa granadina, sí que nos hizo disfrutar de ver levantar el vuelo delante de nuestras narices a cuatro buitres dispuestos a buscar algo que echarse al pico. Después de este descanso, comenzamos nuestro regreso que ya augurábamos muy caluroso.

Bajamos trotando un poco, hacia la Laguna del Caballo, para coger el sendero que nos llevará de vuelta por Verea Cortá, hacia el Refugio de Elorrieta. Durante este sendero, que se hace especialmente pesado en la subida al refugio, nos fotografiamos delante de la siempre bella Laguna Cuadrada, y pudimos comprobar cómo muchas de las chorreras que semanas atrás todavía arrojaban agua a las lagunas, ahora estaban totalmente secas. Una vez que llegamos a Elorrieta, de nuevo parada obligatoria para reponer fuerzas (sobre todo líquidos, por la calor que pasamos) y vuelta sobre nuestros pasos hasta la Hoya de la Mora.

Una excursión, sin duda hermosa, casi obligatoria cada verano, y que nos sirve para medir nuestras fuerzas ante lo que se nos avecina el próximo fin de semana del 17 y 18 de agosto, ¡La Integral de Sierra Nevada!

Podéis descargar el track en el apartado de GPX.